Educaciòn visual y Terapia Floral

 

por Lola Perez

Miopia y terapia floral
Hipermetropia y terapia floral
Astigmatismo y terapia floral

¿Quién no ha oido nunca la frase “Los ojos son el espejo del alma”?  Son la ventana por la que asoma lo que llevamos dentro. Dan la voz a nuestro ser interior, permitiéndonos compartir  tantas cosas.

Todas las emociones se expresan a través de los ojos: amor, odio, miedo, desconfianza. A través de ellos podemos aceptar, rechazar, acariciar, incluso hasta herir. Son la palabra de nuestra alma. Los ojos no mienten nunca.

Teniendo en cuenta esta premisa, ¿podemos considerarlos como un órgano que nos sirve solamente para ver lo que hay a nuestro alrrededor, una parte de nuestro cuerpo que enferma de manera irreversible?

Los ojos conviven con el cerebro, la mente y,  podríamos decir también con el corazón.

  • Las lentes correctoras permiten al individuo ver con claridad todo lo que le rodéa.
  • La educaciòn visual, considera además la visión interior de la persona. Ayuda al paciente a mejorar la vista  y a través de la “mirada interior”, a aumentar el conocimiento de si mismo.

Edward Bach en su libro "Cúrese usted mismo" nos recuerda que: "La enfermedad es, en esencia, el resultado de un conflicto entre el alma y  la mente y jamàs podrà ser erradicada, excepto por medio de un esfuerzo mental y espiritual . Estos esfuerzos, adecuada y conscientemente aplicados, como veremos màs adelante, pueden curar y prevenir la enfermedad, eliminando aquellos factores básicos que conforman sus causas primigenias. Ningùn esfuerzo dirigido exclusivamente al cuerpo fisico puede hacer otra cosa que reparar superficialmente los daños, y en ello no hay cura alguna, dado que la verdadera causa continua aún operativa, y en cuaquier momento puede demostrar nuevamente su presencia bajo una apariencia distinta.”

Aunque la literatura está llena de textos que ofrecen fórmulas florales para cada problema o trastorno, no exiten "recetas standard" que puedan aplicarse a todos indistintamente. Los síntomas pueden ser comunes, pero cada uno de nosotros tiene un modo absolutamente único de vivirlos. La terapia floral, no tiene en cuenta solamente el síntoma y cómo la persona se relacciona con èl. Ante todo considera quièn es el individuo que lo padece.

Por este motivo, es poco probable que a dos personas afectas de miopia se le prescriban las mismas flores. Podrán tener en común una de las flores que trabajan sobre el miedo, que es la emoción primaria de la miopía, pero el resto de la fórmula será una combinaciòn entre las esencias adaptadas a las emociones actuales del sujeto (presente), aquellas que trabajan sobre su historia (pasado) y las idóneas a los rasgos de su personalidad.

Nosotros somos nuestra historia. Por lo tanto, no deberá sorprendernos si durante la entrevista, nuestro terapeuta o reeducador visual indaga sobre nuestro pasado. A veces, los traumas, incluso aquellos infantiles, dejan huellas o "mensajes" en nuestros ojos. Durante el camino de reeducaciòn visual,  pueden surgir  emociones, vivencias o recuerdos que hasta ese momento hemos mantenido ocultos.  Fué precisamente su  eliminaciòn, la que a un cierto punto de nuestra vida nos permitió superar un difícil momento.

De repente empezamos a comprender, respondiendo a ciertas preguntas que hasta aquel momento no nos permitíamos ni siquiera formularnos. Comenzamos a ver y a vernos como realmente somos. Estos cambios despiertan en nosotros emociones, algunas de ellas totalmente nuevas, otras, simples “déjà vu” jamás elaborados y es aquí, donde las esencias florales pueden sernos de gran ayuda.

La Terapia floral nos lleva a través de las complejidades del alma, nos ayuda a reconocer nuestra belleza interior y dona a nuestros ojos la posibilidad de ver más claramente la realidad que nos rodea.

A continuación, evaluaremos los defectos de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo) desde tres perspectivas diferentes:

  • la primera desde un enfoque estrictamente orgánico.
  • la segunda relaccionando el trastorno visual a la esfera emocional o mental.
  • la tercera desde el punto de vista de las esencias florales.

En este último, tendremos en cuenta solamente la flor o las flores  relaccionadas con la emoción asociada al trastorno visual, porque las esencias relacionadas con la personalidad, historia y estado de ánimo, como hemos visto anteriormente, son diferentes de persona a persona.

Es muy común encontrar anomalías de la refracción combinadas unas con otras. Por ejemplo, una persona miope y astigmatica al mismo tiempo, etc. En estos casos, las flores pueden corresponder a ambos trastornos o dependiendo de la intensidad y desigualdad de los mismos, el terapeuta eligirá, de acuerdo con el reeducador, tratarlos por separado.

En el Sistema Californiano, existe una flor que incluyo en toda fórrmula que acompañe al trabajo de reeducación visual:

Queen Anne’s Lace (Daucus carota o zanahoria silvestre). Si observamos cuidadosamente la signatura de esta planta, podremos ver que la mayoría de sus raíces son muy similares a los fotoreceptores, llamados también conos y bastones. Estas células fotosensibles que se encuentran situadas en la retina, son las responsables de la visión en colores.

Esta esencia, aparte de reforzar estas células,  a nivel emocional se utiliza en personas cerradas, rigidas de pensamiento, aquellas que no ven lo que no quieren ver porque, a veces, poner en discusión a uno mismo puede ser doloroso.

Miopia y terapia floral

Desde un punto de vista anatómico la miopía es una anomalía de refracción, en la que los rayos de luz procedentes de objetos distantes no se centran en la retina, sino delante de ella. La consecuencia es que los objetos  que se observan desde lejos aparecen borrosos, y la visión es mejor o más nítida desde corta distancia.

Si aplicamos los síntomas a un lado menos visible de la persona, como es el plano mental, podemos decir que el individuo con miopía afronta el presente con facilidad, mientras le resulta dificil concebir una visión más amplia del futuro.

En la esfera emocional, podemos asumir que la visión de lo que está fuera de su mundo circonscrito, le produce temor. Por este motivo, la persona dirige toda la energía hacia su interior.


La emociòn primaria de esta anomalía refractiva es el miedo. Según el diccionario de la Real Academia Española (DRAE), el miedo es la “perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario”.

El daño puede ser físico, psicológico, o ambos. El daño físico puede ser leve o incluso poner en riesgo la vida. A nivel psicológico, podemos suponer desde pequeñas ofensas o decepciones, hasta llegar a sufrimientos más profundos, como aquellos provocados por el rechazo del amor, la pérdida de un ser querido, etc. Estos traumas, desde el momento en que ocurren, quedan “encerrados” en nuestros ojos.

Si observamos al sujeto con miopía desde un punto de vista caracterial, nos encontramos con una persona que tiene dificultad en su proyección al exterior, una personalidad tímida, con tendencia a la introversión.

Esencias florales

Emozione primaria: miedo
Incluso dentro de un mismo sistema floral, las flores pueden ser diversas, porque el miedo puede ser de naturaleza diferente.

Sistema Inglés – Flores de Bach

Mimulus, miedos con causa concreta que aparecen en lo cotidiano (miedo al dolor, a las enfermedades, a la pobreza, a la muerte, etc.).
Rock Rose, pánico, terror que paraliza. Para personas que tras un accidente, una grave enfermedad o un trauma, sufren crisis que pueden aparecer acompañadas por estados de rigidez corporal o parálisis, causadas por el inmenso temor que los invade. El evento de origen puede ser reciente o antiguo.
Cherry Plum, miedo a perder el control y cometer actos que puedan poner en peligro nuestra integridad o la de los demas.
Red Chestnut, extrema preocupación por el bienestar de los demás.
Aspen, al contrario de Mimulus, esta esencia es para los miedos desconocidos, inexplicables, que no tienen origen en una experiencia real.
Star of Bethlehem, trabaja sobre el trauma inicial que ha dado origen al miedo.

Mimulus
Pink Monkeyflower

Sistema Californiano – FES (Flower Essence Society)

Scarlet Monkeyflower, para el temor a expresar emociones fuertes, como la rabia.
Pink Monkeyflower, temor a establecer lazos afectivos.
Saint John’s Wort,  pesadillas, miedos infantiles.
Garlic,  miedos inconscientes, fobias, pánico, miedo a hablar en público.
Red Clover,  miedo a situaciones caóticas. Miedo hacia el mundo exterior, claustrofobia,  agorafobia.
Chrysanthemum, miedo a la muerte.

Hipermetropia y terapia floral

En el adulto hipermétrope encontramos que la energía, en lugar de ser dirigida hacia el interior, es empujada hacia el exterior, en un modo casi impetuoso. La carga emocional que los ojos se ven obligados a tratar es excesiva, por lo que la vista resulta borrosa.

En este disturbo ocular, al contrario de lo que ocurre en la miopía, la luz no se enfoca delante de la retina, sino detrás. Esto significa que la visión es mejor de lejos, mientras los objetos cercanos se verán borrosos.

Al nacer, la mayor parte de los niños son hipermétropes (hipermetropía fisiológica) y se va corrigiendo a medida que se desarrolla el ojo, hasta desaparecer en la pubertad.

La emoción predominante en este defecto refractivo es la ansiedad. La inquietud interior, lleva a la persona a la busqueda constante de una dimensión donde poder relajarse: la evasión. Su forma de afrontar los problemas es huir. El origen de esta condición puede estar en la creencia de que la realidad circundante no es un lugar seguro. A veces durante la infancia, se viven traumas, o situaciones difíciles que se prolungan en el tiempo, que nos empujan a escapar, a vivir en una dimensión irreal que nos permita sobrevivir emocionalmente.

Desde un punto de vista caracterial, los individuos hipermétropes, son personas soñadoras a las que cuesta un enorme esfuerzo afrontar la realidad cotidiana.
Son extrovertidos y proyectados más hacia los demás que hacia sí mismos y puesto que la imaginación juega un papel fundamental en sus vidas, a menudo permanecen niños eternos. Este rechazo incosciente a crecer, se refleja también a nivel anatómico en los ojos.

Esencias florales

Emociòn primaria: Ansiedad
Las esencias que veremos a continuación trabajan sobre la emoción primaria,  su posible origen y sobre la proyección energética que lleva al individuo hipermétrope a vivir en una dimensión imaginaria.

Sistema Inglés – Flores de Bach

Agrimony, es el “ansiolitico” del sistema Bach.
Star of Bethlehem, vivencias traumáticas. Trabaja sobre la “herida original”, aquella que llevó al sujeto a la emoción primaria.
Clematis, para personas soñadoras. Problemas de concentración por falta de interes en el presente.

Agrimony
Arnica

Sistema Californiano – FES

Árnica, muy parecida a Star of Bethlehem pero con una acción mayor sobre el físico. Ideal cuando el trauma afecta a los dos planos, físico y emocional.
Black-Eyed Susan, episodios traumáticos del pasado que permacen vivos a nivel subconsciente y que nos impiden evolucionar.
Golden Ear Drops, permite recordar vivencias (no necesariamente traumáticas) que hemos eliminado a un nivel consciente. Ayuda a  descargar toda la tensión emocional que se ha acumulado.
Madia, para personas distraidas, que pierden la concentracción con facilidad.
Fairy Lantern, personas inmaduras, que no aceptan crecer. Sindrome de Peter Pan. 

Astigmatismo y terapia floral

En el astigmatismo, a causa de una curvatura asimétrica de la cornea, el enfoque de los objetos tanto de lejos como de cerca, no es claro. La visión aparece borrosa  y, a veces, los objetos se ven dobles. La  visión  viene distorsionada deformando la realidad.

Si aplicamos estos síntomas al plano mental, nos encontramos con un individuo que siente la necesidad de distorsionar la realidad para sobrevivir. Imaginemos a un niño que nunca fué escuchado por sus padres. Sus demandas, necesidades y deseos fueron ignorados o criticados. El pequeño, sintiéndose inadecuado, intentará por todos los medios ser aceptado. Se pondrá una máscara que representará todo lo que los demás esperan de él. Esta situación le impedirá vivir su verdadera identidad y despertará en él una frustración que provocará una profunda rabia por tener que desempeñar un papel que no le pertenece.

En términos de carácter, el niño, obligado a suprimir una parte de sí mismo para complacer a otros, podría, en la edad adulta, seguir  solicitando la aceptación de los demás. Esto hará que la rabia  se convierta en un sentimiento latente en él. Por otra parte, la necesidad de adoptar una doble personalidad, dará un toque de ambigüedad a su forma de ser.

Esencias florales

Emoción primaria:  sentimientos de inadecuación, frustración y rabia ante la necesidad de ocultar nuestra verdadera personalidad.

En la rabia, como en la mayoría de las emociones, no existe una forma única de vivirla y mucho menos de manifestarla. Por esta razón,  al interno de los diferentes sistemas florales,  podemos encontrar diversas flores que trabajan sobre esta tematica.

Sistema Inglés – Flores de Bach

Holly, la frustración acumulada se convierte en cólera y agresividad manifiesta. La profunda herida ha hecho que la persona no confíe en los demas.
Willow, cólera reprimida, sensación de ser tratados injustamente.
Agrimony, ayuda a deshacerse de la máscara, tomando conciencia de que vivimos autoenganandonos. Nos lleva a descubrir nuestras verdaderas necesidades, nos permite expresar nuestra individualidad sin temor a no ser aceptados.
Centaury, para personas que anteponen las necesidades de los demás a las propias. No son capaces de  oponerse a las demandas ajenas. No saben decir “NO”. Esta flor ayuda a descubrir y delimitar los propios confines.       
Wild Oat, facilita la búsqueda del proprio camino, de la verdadera identidad, en momentos de desorientación y confusión.

Holly
Scarlet Monkeyflower

Sistema Californiano – FES

Scarlet Monkeyflower, Para aquellos que temen expresar sus emociones más intensas, como la rabia. Tienden a acumular tensiones explotando por cosas banales. Temen perder el control.
Snapdragon, personas que expresan la ira verbalmente, llegando a ser agresivas y ofensivas através de la palabra.
Chamomile, tensión acumulada principalmente en la zona del estomago.
Pink Monkeyflower, para aquellos que no muestran su verdardera esencia por miedo a ser censurados o rechazados.
Goldenrod, Para personas que se dejan influenciar por grupos sociales o familiares. Falso ego. Ayuda a desarrollar una personalidad equilibrada.
Sagebrush, da autenticidad, lo que permite seguir siendo fieles a sí mismos. Ayuda a construir el futuro dejandonos atras las cosas inutiles del pasado.

Artículo original en italiano


 


[ About FES | Online Repertory |Class Offerings | Research & Case Studies | Interviews and Articles]
[ What's New | Publications | Membership | Find a Practitioner | Members' Pages | Home ]

 


P.O. Box 459, Nevada City, CA  95959
800-736-9222 (US & Canada)
tel: 530-265-9163    fax: 530-265-0584

E-mail: mail@flowersociety.org

Copyright © by the Flower Essence Society.
All rights reserved.