Affirmations

 

 

¿Qué son las Afirmaciones?
El Lenguaje del Alma de las Flores
Las Afirmaciones como un Camino Moral de Desarrollo
Disonancia y Resonancia: Alquimia del Alma

Técnicas Prácticas para Anclar las Afirmaciones
Maridaje entre Palabra e Imagen
Claridad e Higiene del Alma
Dedicación Temporal
Amplificar la Afirmación
Integrar las Afirmaciones con Terapia Floral
Pensamientos a modo de Conclusión: las Afirmaciones como Palabras Semilla


¿Qué son las Afirmaciones?

Las Afirmaciones son una actividad especializada en el marco de un campo más amplio de procesos del alma, como son la meditación, la contemplación y la plegaria. Son palabras elegantes y evocativas que permiten al alma establecer metas positivas de desarrollo interior. En todas las enseñanzas espirituales, al igual que en los programas de formación de los ámbitos profesional y de empresa, la ordenación del pensamiento y la armonización del sentimiento constituyen un principio fundamental, y ejercen un impacto profundo en nuestra capacidad de manifestar el cambio, tanto dentro de nosotros como en el mundo.

La palabra afirmación sugiere un proceso mediante el cual nos tornamos firmes, o nos fortalecemos en una estructura interna. De forma significativa, esa palabra implica dos direcciones simultáneas, una hacia abajo, hacia la terra firma de la tierra sobre la que nos encontramos, y otra hacia arriba, hacia la cúpula de los cielos, hacia el firmamento que envuelve el universo. Esa firmeza y ese apoyo que el alma precisa, llegan desde los reinos espirituales y también desde el sólido anclaje de la tierra.

Las flores son, sin duda, un lenguaje tanto del cielo como de la tierra, puesto que hasta los más endurecidos de entre nosotros pueden reconocer que ellas incorporan, en todas las culturas humanas, un exquisito lenguaje del alma. Son utilizadas para expresar nuestros sentimientos más internos en todas las distintas formas de celebraciones humanas, de conmemoraciones y de rituales, incluyendo el nacimiento, el matrimonio, la muerte y todos los otros momentos de pasaje en la vida.

El Lenguaje del Alma de las Flores

Las flores son arquetipos vivos de la creación divina, y el camino que nos lleva hacia la comprensión de una flor va más allá de la mera acumulación de “información”, puesto que, para apreciar la dimensión espiritual de la Naturaleza, uno debe de estar preparado para cambiar su corazón y su propio método de percepción.

Las almas humanas que moran en el mundo espiritual, no pueden contemplan una flor de la misma forma en la que lo hacemos aquí en la tierra, y, por tanto, y de forma distinta, el alma puede ser capaz de reconocer, de manera interna, cual es la virtud o la cualidad que irradia desde una dimensión arquetípica superior de la flor. Aquí, en la tierra, damos por supuesta la belleza viva de la Naturaleza a través de nuestra percepción física innata, pero la capacidad de apreciar las cualidades espirituales de las flores, implica un desarrollo moral a través de la visión, la escucha y el conocimiento interiores.

Las Afirmaciones como
un Camino Moral de Desarrollo

En nuestro tiempo se nos ofrecen muchos programas de “pensamiento positivo”, que pueden parecernos similares, pero que, en realidad, tienen propósitos diferentes y apuntan a resultados marcadamente distintos. Las afirmaciones escritas en esta serie tienen una intencionalidad moral/espiritual, y no son medios materialistas que van en busca de la salud, la fortuna, o la fama.

Desear una cosa o una circunstancia específica en el mundo físico es, a la postre, infructuoso, si ello no se lleva a cabo manteniendo una relación armoniosa con las necesidades válidas del alma. La verdadera fortuna es aquello que lleva riqueza a la vida espiritual, permitiendo al alma adquirir esas valiosas joyas que son la virtud y la fuerza moral. Por tanto, el uso correcto de una afirmación permite precipitar cambios internos en armonía con el destino del alma. De ese modo, el alma atraerá hacia sí aquello que precisa en el mundo material, para su propio bienestar.

Así mismo, las afirmaciones deben de trabajar de tal forma que reflejen nuestras elecciones conscientes y nuestra voluntad interna de cambio. Muchas formas de hipnosis y de programación subliminal van más allá de la voluntad y de la comprensión despiertas, y, por tanto, ese tipo de programas pueden alcanzar un éxito limitado en cuanto a modificar nuestro comportamiento exterior, pues solamente un trabajo interno y atento, que fortalezca y haga profundizar nuestra conciencia de alma, podrá aportar una transformación sólida y sostenida. Como un antiguo proverbio nos enseña sabiamente:

Siembra un pensamiento y recoge una acción;
Siembra una acción y recoge un hábito;
Siembra un hábito y recoge un carácter;
Siembra un carácter y recoge un destino


Las afirmaciones están diseñada para dirigir la intención y la atención hacia la realización y la manifestación positivas del potencial personal. Este proceso del alma no evita o trasciende la enfermedad, el error, el sufrimiento, o la derrota, sino que fortalece (afirma) las estructuras del alma para enfrentar esos retos.


Disonancia y Resonancia: Alquimia del Alma

Asumir la responsabilidad del cambio interior nos lleva, de forma rápida, al reconocimiento de que no existen panaceas que puedan curar de forma inmediata. La verdadera sanación es un proceso orgánico que se produce paso a paso y que, gradualmente, conduce a la maestría interior. En el primer estadio de puesta en marcha de una afirmación, necesitamos, claramente, abrirnos al dolor de nuestros padecimientos.

Así, por ejemplo, una afirmación puede movilizar el valor y la claridad y, sin embargo, interiormente podemos sentirnos confusos y asustados. Por ello, en lugar de evitar la afirmación o de suprimir los propios sentimientos conflictivos, tenemos la oportunidad de vivir con la punzada interior y con la tensión que son propios de la contradicción. El “intervalo” existente entre el potencial espiritual personal y el momento en el que tiene lugar la situación presente, es enormemente fructífero para la transformación. Cuando el alma reconoce y registra esa disonancia, es cuando se esfuerza por encontrar una concordancia armónica. A través de ese proceso creativo, las palabras de la afirmación trabajan de forma creciente para tornarse firmes y resonantes, y, al igual que la planta crece y florece, en su particular danza entre la luz y la oscuridad, así también emergen las fuerzas creativas del alma humana.

Por tanto, las afirmaciones aspiran a conducir a la persona desde el honesto reconocimiento de un estado de mente o de sentimiento, hacia un proceso de alquimia del alma. Sugieren potenciales de conciencia pasados, presentes, y futuros, y a través suyo el alma es llamada a reconocer el dolor o el conflicto presentes, y a trabajar para la resolución y para la integración, hasta que ella misma pueda irradiar aquella virtud que se ha despertado en su interior.

Las afirmaciones llaman a la conciencia “YO SOY” del Ser, que no es la personalidad inferior del ego, sino la voz del Yo Superior, que es portadora de la divina conciencia del mundo espiritual. Más allá de los principios religiosos personales, o de las afiliaciones espirituales de cada uno, esta conciencia del YO SOY constituye una verdad sagrada y eterna.

Técnicas Prácticas para Anclar las Afirmaciones

Maridaje entre Palabra e Imagen

Elige las afirmaciones con sensibilidad y receptividad, e invita a que las palabras y las imágenes de las flores te hablen a un nivel profundo. Al tiempo que intensificas el proceso, permite que la belleza de la flor, manifestada en su forma y en sus colores, se funda con las palabras hasta que se ilumine un reino interno dentro de tu alma.

Medita en silencio en torno a las palabras, o pronúncialas en alto de una forma que te permita respirar con todo tu ser y enfocar tu atención en ellas y en la imagen que las acompaña. Finalmente, la experiencia se volverá tan potente que encenderá el fuego vivo que crepita en el alma.
Claridad e Higiene del Alma

Evita la tentación de implicarte en muchas afirmaciones de forma rápida, puesto que su poder no puede beneficiar al alma de forma genuina en ese modo. Las afirmaciones se utilizan mejor de forma creciente y gradual. Selecciona entre una y tres que sean puntales para tu viaje de desarrollo. Quizá también puedas desear trabajar con las afirmaciones de todas que elijas a un mismo tiempo. Considera el construir intervalos rítmicos en los que puedas atender a una de las flores en cada día consecutivo, recomenzando una nueva secuencia cada tercer o cuarto día. Así, en lugar de confundir o abrumar a la mente, es mejor utilizar las afirmaciones de una forma espaciada y grácil, de manera que las palabras se muevan desde la superficie del intelecto hasta las expansivas cámaras del conjunto mente-corazón.


Dedicación Temporal


No es necesario repetir las afirmaciones constantemente, puesto que ello puede mitigar su fuerza inherente. Elige uno o más intervalos al día para enfocarte de forma plena en la afirmación durante unos minutos. Puedes considerar momentos de tiempo en los que te sientas en mayor armonía, para facilitar con ello una imprimación más profunda, o bien aquellos momentos más estresantes y que precisen de un mayor fortalecimiento.

El lapso de tiempo para poner en marcha una afirmación puede variar. Pon cuidado en crear un ritmo; los intervalos semanales o mensuales son especialmente interesantes para tener en cuenta. Es posible que también puedas necesitar revisitar una afirmación nuclear una y otra vez en un periodo de meses o años, de manera que su realidad interna se ancle en estratos más profundos del alma. Es importante poner una intención firme cuando se vuelva a las afirmaciones de forma regular, actuando del mismo modo en que uno plantaría y nutriría cuidadosamente una semilla.


Amplificar la Afirmación


Puede ser muy benéfico explorar el significado de una afirmación a través de vías artísticas. Pintar, visualizar, ejercitar la caligrafía, u otras formas creativas, aportan una expresión personal al color y a la forma de la imagen de la flor y a las palabras. Lleva un diario que recoja tanto los matices de los sentimientos como el diálogo interno que puede acompañar el proceso transformativo de decir la afirmación. Considera también añadir algunas otras palabras a la afirmación para anclar una situación sanadora específica. Sin embargo, no olvides que la estructura completa de la afirmación debería de permanecer tan prístina y clara como sea posible.

Integrar las Afirmaciones con Terapia Floral

Muchos terapeutas hablan del profundo impacto que las afirmaciones tienen en su trabajo terapéutico con sus clientes. Así, por ejemplo, solamente sujetar la esencia floral visualizando la imagen de la flor y diciendo la afirmación indicada durante la sesión de sanación, puede iniciar un despertar espiritual y facilitar un mayor diálogo durante la sesión.

Utilizar las esencias de flores y decir las afirmaciones son dos modalidades sinérgicas con puntos de origen similares. Las afirmaciones comienzan en la vida del pensamiento consciente, y gradualmente, penetran muchos de los niveles de la realidad cuerpo-alma. Los patrones vibracionales líquidos de las esencias de flores son absorbidos directamente por el conjunto cuerpo-alma y, posteriormente, trabajan para iluminar los pensamientos y los sentimientos.

La mayoría de las personas eligen trabajar en conjunto con las afirmaciones y con las esencias de flores, para con ello proporcionar el beneficio completo de una sinergia de potencial sanador. Muchos clientes prefieren continuar con las afirmaciones incluso después de que la toma de esencias ha terminado. En algunos casos, los terapeutas pueden necesitar modificar la afirmación para hacerla accesible a las necesidades particulares de un cliente. En los casos de niños, o en los que existe una limitación mental, las afirmaciones necesitarán de una adaptación especial.

Las afirmaciones también son de gran ayuda para el proceso de sintonización del terapeuta. Se puede generar una gran cantidad de visión interna mirando el color, la forma, la imagen de cada flor, su potencial sanador positivo, y sus cualidades sutiles.

Pensamientos a modo de Conclusión: las Afirmaciones como Palabras Semilla


Sea cual sea el modo en el que sean utilizadas, las cartas Afirma una Flor se ofrecen como una forma de experimentar una comunión más profunda con el sutil reino de las flores. Son un intento de comunicar el guión vivo de las flores, en el marco de los límites del lenguaje humano y de la creación de imágenes. Por tanto, considéralas solamente como un punto de partida para tu proceso creativo. Acércate a ellas como palabras-semilla a colocar en el alma-terreno de tu propio corazón. ¡Y que estas semillas puedan florecer en formas únicas y maravillosas!

Traducción al español de Ricardo Mateos Sáinz de Medrano, Centro Gaia de Terapia Floral s.c.p., Plaza Universidad n 1, 2 A, Barcelona, ES-08025, España. Tel.: + 34.93.451.73.46

 

Escrito por Patricia Kaminski
Copyright © 2005 by the Flower Essence Society

 


[ About FES | Online Repertory |Class Offerings | Research & Case Studies | Interviews and Articles]
[ What's New | Publications | Membership | Find a Practitioner | Members' Pages | Home ]

 


P.O. Box 459, Nevada City, CA  95959
800-736-9222 (US & Canada)
tel: 530-265-9163    fax: 530-265-0584

E-mail: mail@flowersociety.org

Copyright © by the Flower Essence Society.
All rights reserved.